Dietas SPECIFIC para problemas dermatológicos o de alergias (incluidas la atopia y las alergias alimentarias)

SPECIFIC dispone de una gama de dietas para el tratamiento de todo el espectro alérgico: atopia, alergias alimentarias y alergias combinadas. SPECIFIC aporta beneficios para la salud de perros y gatos gracias a los productos Allergen Management, Allergen Management Plus y Skin Function Support, en formato seco y húmedo. 

  • Reducción de las alergias con dietas a base de proteínas hidrolizadas y nuevas proteínas e ingredientes limitados
  • Fórmula para el cuidado de la piel con niveles excepcionalmente altos de ácidos grasos omega-3 EPA y DHA procedentes del aceite de pescado y kril; ácido graso omega-6 GLA procedente del aceite de borraja y complejo de vitaminas A, E y B, proteínas, zinc y selenio para mantener una piel y un pelo sanos.

SPECIFIC Derma and Allergy diet Range

Nutrición y dermatitis alérgica (tratamiento multimodal)

El tratamiento de la atopia suele requerir un enfoque integral. El prurito es el principal síntoma en los animales con enfermedades alérgicas de la piel. El grado de prurito depende de distintos factores, como la presencia de parásitos, infecciones, exposición a alérgenos ambientales o alimentarios, piel seca y estrés, que contribuyen al picor.

Las mascotas pueden tolerar cierto nivel de picor sin llegar a irritarse. Pero cuando la suma de todos los estímulos supera un determinado límite, la mascota empieza a rascarse, lo que puede provocar más lesiones o infecciones cutáneas.

Por ello, en los animales domésticos con problemas de alergia cutánea, es importante reducir el nivel de picor por debajo del límite crítico. En la práctica, esto normalmente significa que no solo debe reducirse un único factor de picor, sino que los animales que sufren alergia pueden controlarse mejor si se reducen varios de estos factores.

La gestión nutricional a menudo no es suficiente como único tratamiento para la dermatitis atópica; las dietas especiales que ayudan a mantener la salud básica de la piel, evitan los alérgenos alimentarios desencadenantes, aportan nutrientes funcionales que ayudan a mejorar la barrera cutánea y reducen las reacciones inflamatorias se consideran herramientas valiosas para la gestión de la dermatitis alérgica.

De hecho, independientemente de la causa, para todas las dermatosis que afecten a la piel y al pelo, una dieta especial rica en nutrientes que fortalezcan la piel puede ayudar a reparar las lesiones cutáneas y a que vuelva a crecer el pelo. 

Los animales domésticos con enfermedades alérgicas de la piel son más propensos a las infecciones por levaduras o bacterias. Las infecciones cutáneas bacterianas y por Malassezia provocan inflamación y la liberación de mediadores pruriginosos. Además, pueden actuar como alérgenos contra los que las mascotas producen IgE. El prurito puede reducirse con el tratamiento inmediato de las infecciones.

Un análisis reveló que el 78 % de los casos de otitis externa en perros presentaban atopia o alergia alimentaria subyacentes. La gestión nutricional de la causa subyacente puede reducir las otitis recurrentes y la necesidad de tratamiento reiterado con antibióticos.

En determinados casos puede ser necesaria la administración adicional de glucocorticoides, antihistamínicos, oclacitibib o ciclosporina para mantener el nivel de prurito por debajo del límite individual de picazón mediante tratamiento. Una ingesta elevada de ácidos grasos puede reducir la dosis necesaria de medicación.

También los cuidados adicionales pueden contribuir aún más al tratamiento óptimo de gatos y perros con alergia:

  • Para reducir el prurito causado por reacciones alérgicas a alérgenos ambientales, es importante reducir al máximo la carga de alérgenos. La exposición a los ácaros puede reducirse guardando la comida del animal en un recipiente limpio y cerrado 
  • Es esencial controlar rigurosamente las pulgas de la mascota y su entorno
  • El cepillado habitual y el baño frecuente pueden contribuir a disminuir el prurito en los animales con piel atópica, ya que evitan alteraciones secundarias como la descamación excesiva o la piel grasa y eliminan los alérgenos agresivos de la piel.
  • El uso de champús antipruriginosos, antimicrobianos o hidratantes, lociones antimicrobianas tópicas, aerosoles tópicos de glucocorticoides o anestésicos, cremas o pomadas puede ser útil para reducir el grado de prurito.

Efectos de la nutrición en la piel y el pelaje

La piel es el órgano más grande del cuerpo y, debido a su alta renovación celular y tasa metabólica, tiene una gran necesidad fisiológica de nutrientes que la mantengan sana, con su estructura y su función de barrera cutánea. Hay diversos nutrientes importantes para mantener una piel y un pelaje sanos:

y sobre todo el ácido linoleico (C18:2n-6), un ácido graso esencial omega-6 que contribuye a la producción de sebo y al mantenimiento de la barrera cutánea de permeabilidad al agua; un déficit de este ácido en la dieta hace que el pelo se vuelva opaco, seco y escamoso

(especialmente la metionina, la cisteína y la prolina) son importantes para el crecimiento del pelo y la queratinización y pigmentación de la piel. Si la dieta es pobre en proteínas, el pelo se vuelve quebradizo y pierde pigmentación, se cae y crece menos, y la piel se vuelve delgada y poco elástica. La fenilalanina y la tirosina son precursoras de la melanina y necesarias para el mantenimiento del pelaje negro. Una carencia relativa de estos aminoácidos cambiará el color del pelaje negro a rojo-marrón

es un componente esencial de varias enzimas importantes para las células de ciclo corto, como las epidérmicas, la biosíntesis de los ácidos grasos y la metabolización de la vitamina A. Los síntomas cutáneos de la carencia de zinc son un pelo áspero y sin brillo, eritema, alopecia y costras y escamas, sobre todo alrededor de los ojos, el hocico, la boca, los pabellones auriculares, las patas y el punto de presión de las extremidades.

es especialmente importante para la queratinización, y su déficit provoca hiperqueratinización, descamación, alopecia, reducción del crecimiento del pelo y una menor respuesta inmunitaria frente a infecciones cutáneas.

es un antioxidante natural que interviene, junto con el selenio, en la estabilidad de las membranas celulares. Las necesidades alimentarias de vitamina E aumentan con el incremento del consumo de ácidos grasos poliinsaturados. En gatos, la carencia de vitamina E provoca pansteatitis (inflamación y necrosis de la grasa subcutánea y abdominal como consecuencia de la peroxidación lipídica).

son necesarias como factor coadyuvante en muchos procesos metabólicos y su déficit se asocia a menudo con signos dermatológicos como alopecia, seborrea seca y escamosa y un mal estado de la piel y el pelaje.

La Dechra academy ofrece una serie de cursos en línea, entre ellos, este relacionado con la alergia y la atopia

The Role of Nutrition in Managing Allergies and Atopic Dermatitis

Este curso analiza el papel de la nutrición como parte de un enfoque multimodal de la dermatitis atópica, el valor de la hidrólisis proteica y los PUFA y la gestión de los ensayos de eliminación.

Regístrese en la academia Dechra

¿Ya se ha registrado en la Academia Dechra? vaya directamente al curso:

Acceda al módulo sobre gestión de alergias

 

Dechra Academy The Role of Nutrition in Managing Allergies and Atopic Dermatitis

Necesidades nutricionales en caso de alergias alimentarias

El pronóstico de las mascotas con alergia alimentaria es muy bueno. La alergia en sí no puede curarse, pero los síntomas clínicos pueden prevenirse si se evitan los ingredientes que provocan reacciones adversas en el paciente.  Hay dos tipos de dietas de baja alergenicidad: las que utilizan ingredientes poco habituales o «novedosos» y las que utilizan proteínas hidrolizadas.

La eficacia de las dietas hipoalergénicas a base de ingredientes poco habituales o novedosos radica en el hecho de que las reacciones de origen inmunológico a los componentes de los alimentos (principalmente las reacciones de tipo I relacionadas con la IgE) solo se producirán si la mascota ha estado expuesta al alérgeno con anterioridad, de modo que su sistema inmunitario se activará para reaccionar al alérgeno alimentario ante una exposición posterior. La composición de la dieta hipoalergénica ideal depende sobre todo de los ingredientes a los que haya estado expuesto el perro o el gato a lo largo de su vida. Puede ser complicado encontrar una dieta con ingredientes que el animal no haya comido nunca, y más aun teniendo en cuenta que cada vez hay más alimentos para mascotas que incluyen fuentes de proteínas exóticas. Sería conveniente obtener y evaluar el historial dietético completo, incluyendo todos los productos que el animal haya consumido a lo largo de su vida y los ingredientes que contienen dichos productos.

Para tratar las reacciones alimentarias adversas puede recurrirse a la nutrición comercial o casera basada en ingredientes novedosos. Algunos autores prefieren las dietas caseras, especialmente como dieta de eliminación, ya que no contienen aditivos alimentarios (considerados como posible causa de reacciones adversas) ni componentes procesados a altas temperaturas. Sin embargo, las dietas caseras pueden ser caras y lentas de preparar, o pueden provocar estreñimiento o diarrea. Un gran inconveniente es que la mayoría de las dietas caseras para el tratamiento inicial de perros y gatos con sospecha de reacciones alimentarias adversas no son completas a nivel nutricional y, por lo tanto, no son apropiadas para animales en fase de crecimiento o para su uso a largo plazo.

En el mercado hay varias dietas hipoalergénicas terapéuticas de uso veterinario, que son nutricionalmente completas y equilibradas y más prácticas de utilizar. Aunque no existe una dieta comercial que sea eficaz para todos los pacientes, muchas de ellas han sido probadas para demostrar su eficacia. Hay que evitar los alimentos sin prescripción que contengan ingredientes poco comunes, ya que algunos de ellos pueden contener varias fuentes de proteínas e incluir trazas de proteínas habituales que no se mencionan en la etiqueta.

Las reacciones inmunológicas a los componentes de los alimentos suelen ser contra las glicoproteínas, cuyo tamaño suele oscilar entre 10 y 40 kilodalton. La hidrólisis enzimática de la proteína en pequeños fragmentos peptídicos reducirá su alergenicidad, porque los epítopos dañinos se descompondrán, de modo que no se unirán a los receptores de IgE de la superficie de los mastocitos. Además, la activación de los mastocitos requiere la reticulación de dos o más moléculas de IgE unidas a los receptores de IgE del mastocito. Esto significa que el alérgeno debe ser lo suficientemente grande como para unirse a dos receptores IgE. En medicina humana, este tamaño se ha fijado por encima de 10 kD, pero no existen datos para perros o gatos.

Existen varias dietas terapéuticas comerciales a base de proteínas hidrolizadas. Son una buena opción cuando el paciente ha estado expuesto a múltiples fuentes de proteínas o el historial dietético es incompleto. Hay estudios que demuestran que las dietas comerciales basadas en proteínas hidrolizadas son eficaces para controlar los signos clínicos en la mayoría de perros y gatos con alergias alimentarias. Pero como en el caso de las dietas hipoalergénicas comerciales a base de proteínas nuevas, una dieta basada en proteínas hidrolizadas no será eficaz en todos los pacientes con alergias alimentarias. Un pequeño porcentaje de animales pueden reaccionar al hidrolizado32 o a otros ingredientes de la dieta (fuentes de carbohidratos o grasas, aditivos o nuevos antígenos creados durante el procesado). Las dietas terapéuticas veterinarias disponibles en el mercado elaboradas con proteínas hidrolizadas son completas y equilibradas, de modo que son adecuadas para la alimentación a largo plazo de perros y gatos con alergias alimentarias.

Cómo puede ayudar la nutrición a la dermatitis atópica

La epidermis de perros y gatos tiene una función importante en la prevención de la pérdida transepidérmica de agua y en la protección del organismo frente a efectos ambientales potencialmente dañinos, como el contacto con alérgenos, irritantes, toxinas y traumatismos físicos. El estrato córneo, compuesto por células aplanadas en una matriz lipídica, es especialmente importante para la función de barrera epidérmica. Cada vez hay más evidencias de que el deterioro de la barrera cutánea y la consiguiente susceptibilidad a la invasión por alérgenos ambientales desempeñan un papel importante en la dermatitis atópica canina. Los perros con atopia presentan una estructura anormal e incompleta de los lípidos laminares y un contenido reducido de lípidos en el estrato córneo. La suplementación con ácidos grasos mejora la barrera cutánea lipídica afectada en perros con dermatitis atópica. Asimismo, la suplementación oral con una combinación de pantotenato, colina, nicotinamida, histidina e inositol mejora la función de barrera de la piel, medida por la reducción de la pérdida transepidérmica de agua.

El ácido linoleico (LA) es el ácido graso original del grupo omega-6 y el ácido alfa linolénico (ALA) el del grupo omega-3.

Los aceites vegetales, como el de girasol y el de cártamo, son una fuente rica en LA, mientras que el ALA está presente en el aceite de linaza.

Los ácidos grasos esenciales deben adquirirse a través de la dieta, pero una vez en el organismo, el LA y el ALA pueden reducir su saturación y alargarse mediante enzimas.

Dentro de la familia de los omega-6, el ácido linoleico (LA) puede metabolizarse en ácido gamma-linolénico (GLA), ácido dihomo-gamma-linolénico (DGLA) y ácido araquidónico (AA).

De la familia de los omega-3, el ALA puede metabolizarse para formar ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA). Sin embargo, la actividad de las enzimas desaturasas es muy baja en perros y casi inexistente en gatos, por lo que la metabolización del ALA en EPA y DHA y del LA en GLA resulta muy poco eficaz.

Ahora bien, el EPA y el DHA también pueden obtenerse directamente a través de la alimentación, a partir de productos marinos como el aceite de pescado, las algas y el kril. El consumo de aceite de borraja o de onagra aporta GLA.

El efecto beneficioso de los ácidos grasos sobre las dermatosis inflamatorias actúa a través de la producción de eicosanoides (prostaglandinas y leucotrienos), sintetizados a partir de los ácidos grasos omega-3 y omega-6.

Los eicosanoides son moléculas de señalización derivadas de los ácidos grasos omega-3 y omega-6 que desempeñan un papel importante en la inflamación.

Los leucotrienos y prostaglandinas derivados del AA (el ácido graso principal del grupo de los omega-6) tienen un efecto inflamatorio y desempeñan un papel fundamental en el proceso inflamatorio y, si se producen en cantidades excesivas y durante periodos prolongados, pueden provocar estados patológicos.

Los leucotrienos y las prostaglandinas que se producen a partir del EPA y el DGLA tienen una estructura y una función diferentes a las que se producen a partir del AA. Los eicosanoides producidos a partir del EPA y el DGLA tienen un efecto más antiinflamatorio.

La respuesta inflamatoria de un perro o un gato puede modificarse mediante la ingesta de ácidos grasos en la dieta: si el animal recibe un suplemento extra de EPA «preformado» (derivado de aceite de pescado, algas o kril) o GLA (de aceite de borraja o de onagra), se incorporarán más EPA y GLA (y, por tanto, más DGLA) a las membranas celulares del animal, lo que disminuirá la producción de eicosanoides inflamatorios derivados del AA y aumentará la producción de eicosanoides antiinflamatorios a partir del EPA y el DGLA. El resultado será una menor respuesta inflamatoria natural del organismo.

Tratamiento de la atopia causada por alergias combinadas

Los animales con alergia corren un mayor riesgo de desarrollar otras hipersensibilidades. La mayoría de mascotas con alergias alimentarias son alérgicas a más de un componente alimentario, y los perros con atopia suelen mostrar reacciones alérgicas a más alérgenos.

Las mascotas con alergia también pueden sufrir distintos tipos de alergia. La combinación de atopia, alergia alimentaria o dermatitis alérgica a las pulgas es bien conocida. Los perros con atopia parecen tener predisposición a sufrir alergia a las pulgas. 

Se calcula que entre el 20 y el 30 % de las alergias alimentarias cursan simultáneamente con atopia o dermatitis alérgica a las pulgas.

20-30% of the cases with food allergy have atopy or flea-allergic dermatitis

Según estudios específicos con perros diagnosticados de reacciones alimentarias adversas, entre el 44 y el 59 % de ellos presentaban atopia concomitante.

 adverse food reactions, 44% to 59% of them had concurrent atopy

En un grupo de perros con atopia a los que se realizaron pruebas para detectar reacciones alimentarias adversas, el 47 % de ellos presentaban alergia alimentaria concomitante.

 47% of the atopic dogs had concurrent food allergy

Para prevenir los signos clínicos de las alergias, hay que evitar los alérgenos y, si esto no es (totalmente) posible, atenuar la gravedad de los mismos con medidas de apoyo. Los síntomas de una alergia alimentaria pueden prevenirse eliminando el alérgeno de la dieta. Las dietas hipoalergénicas para el tratamiento de las alergias alimentarias contienen una cantidad limitada de ingredientes de baja alergenicidad, como proteínas nuevas o hidrolizadas. Si no se puede evitar completamente la exposición al alérgeno (como en el caso de la atopia, la alergia a las pulgas o la alergia de contacto), el objetivo del tratamiento dietético es reforzar la barrera cutánea y mitigar las reacciones inflamatorias cutáneas mediante niveles elevados de ácidos grasos EPA de origen marino y GLA de aceite de borraja. Para tratar los cuadros combinados de alergia alimentaria y otros tipos de alergia, deben aplicarse ambos principios: una dieta hipoalergénica con niveles elevados de EPA y GLA.

Dietas SPECIFIC contra la dermatitis y las alergias: Preguntas frecuentes

La alergia alimentaria solo puede diagnosticarse mediante un ensayo de eliminación, no existen otras pruebas fiables. Por lo tanto, para establecer el diagnóstico correcto, es esencial hacer un ensayo de eliminación. Sin embargo, a veces los propietarios no están dispuestos o no pueden realizar un ensayo de eliminación. En estos casos, se recomienda controlar las alergias alimentarias y valorar la respuesta de la mascota a la dieta.

Sí, es posible mostrar una reacción adversa a las fuentes de ácidos grasos omega-3 y omega-6 (como las grasas y los aceites). La alergenicidad de los aceites y grasas comestibles está relacionada con la presencia de proteínas residuales. Se considera que en los aceites comestibles crudos el contenido en proteínas es del orden de 0,1-0,3 mg/ml; en los aceites refinados, este nivel se reduce unas 100 veces. Hay estudios que han demostrado que el aceite crudo puede provocar reacciones alérgicas en personas alérgicas sensibles; se supone que los aceites refinados no representan ningún riesgo de provocar reacciones alérgicas en la mayoría de las personas alérgicas.

Hay que tener en cuenta los tipos de grasa que se utilizan en las dietas hipoalergénicas, ya que algunas grasas y aceites refinados pueden contener trazas de posibles alérgenos proteínicos.

Se ha demostrado mediante análisis PCR que la grasa de cerdo que se incorpora a las dietas secas hipoalergénicas de SPECIFIC no contiene proteínas de cerdo y, por lo tanto, no provocará reacciones adversas en los animales alérgicos al cerdo.

El aceite de pescado que se utiliza en las dietas hipoalergénicas de SPECIFIC también se ha analizado mediante PCR, y no contiene proteínas de pescado, por lo que no provocará reacciones adversas en los animales con alergia al pescado.

Las mascotas con alergias alimentarias sin síntomas clínicos que siguen una determinada dieta hipoalergénica y a las que se les cambia a otra dieta hipoalergénica pueden presentar una recaída de los síntomas clínicos en un periodo de 2-3 semanas.

Las mascotas que presentan síntomas de alergia alimentaria pueden tardar entre 6 y 10 semanas en notar una clara mejoría si se les proporciona una dieta hipoalergénica adecuada (especialmente en el caso de los signos clínicos dermatológicos; los signos gastrointestinales de las reacciones adversas a los alimentos tienden a mejorar más rápidamente). Por este motivo, se recomienda que el ensayo de eliminación se realice durante al menos 8 semanas (Olivry et al, 2015).

Para más información, incluidas las respuestas a preguntas sobre SPECIFIC:

Consulte la página de Preguntas frecuentes de SPECIFIC

 

Recursos para dietas contra la dermatitis y las alergias

Support Materials add

This editable PDF allows you to collect key information from your clients regarding their pets diets and symptoms of allergy

Click here to download

This product selector helps you find the correct diet for the different types of allergy

Click here to download

A simple leaflet explaining SPECIFIC allergy diets for dogs that you can e mail to your clients

Click here to download

A simple leaflet explaining SPECIFIC allergy diets for dogs that you can e-mail to your clients

Click here to download

A selection of social media graphics and text that you can use on your social media discussing allergy and atopy

Click here to download

This owner video talks about seasonal allergies and can be used on your social media feeds with the following link https://youtu.be/ASztcHPwm1Q

Derma & Allergy Product Data Sheet

Full product data sheets are available at the SPECIFIC product information book including

  • Indications for each diet
  • Properties and rational for the composition
  • Ingredients
  • Feeding amounts
  • Nutrient data
  • Any contra indications

Click here

SPECIFIC owner website

The SPECIFIC owner web sites provide a valuable tool to help explain nutrition to your clients.  With pages talking about the condition and the role nutrition plays in supporting management of those conditions and details of the individual products that you may be recommending.

If you would like to link to the SPECIFIC owner web sites, the address is www.specific-diets.co.uk/

 

keyboard_arrow_up