Infestación de gusanos en cerdos

El parásito

 

El ascaris suum es el gusano más común que provoca hígados con manchas de leche. Como los signos clínicos son leves, es posible que los cerdos no muestren ninguna patología pero se reducirán las tasas de crecimiento y pueden ser más propensos a otras infecciones (respiratorias).

Importancia del ciclo de los parásitos

Los huevos son resistentes a la desecación, el calor y el frío y, en condiciones favorables, pueden permanecer viables en el suelo hasta 10 años.

El intervalo total entre la ingesta de huevos embrionados del entorno y la reexcreción de huevos nuevos (período de prepatente) es de seis semanas. Este intervalo constituye la base de un programa antiparasitario adecuado.

Las lesiones por mancha de leche hepática son una señal de alerta. Las larvas de los huevos embrionados migran a través del hígado y los pulmones hasta convertirse en gusanos adultos en el intestino. Esta migración causa daños en el hígado (puntos de leche) y en los pulmones (tos, infecciones bacterianas secundarias, por ejemplo, Micoplasma y A. pleuropneumoniae)

Por qué invertir en un buen tratamiento antiparasitario

  • Las infestaciones por gusanos tienen un impacto negativo en los beneficios diarios medios y en la conversión alimentaria.
  • Esto no solo causa un aumento de los costes de alimentación, sino que además, las canales de cerdo tendrán menos carne magra, lo que se traducirá en un valor más bajo.
  • También se pagará menos por hígados con manchas de leche o, en casos graves, incluso nada.
  • Por último, las infecciones por gusanos pueden allanar el camino para infecciones respiratorias que causan mortalidad y/o costes de tratamiento adicionales.
keyboard_arrow_up